Estoy embarazada, ¿puedo hacer deporte?

Estoy embarazada, ¿puedo hacer deporte?

El ejercicio es beneficioso siempre que se realice con moderación, de forma regular y segura. De esta forma, transmite bienestar y comodidad a la mujer, al feto y a la evolución de la gestación.

Para hacer ejercicio durante el embarazo, es muy importante diferenciar si la mujer es deportista habitual o, por el contrario, es más sedentaria en su vida diaria.

¿Hacías deporte antes de quedarte embarazada?

 

Envíanos tus comentarios.

Deportistas

Las mujeres deportistas tienen su cuerpo acostumbrado a practicar determinados ejercicios.

Para ellas, no habrá cambios sustanciales ya que podrán entrenar como hasta ahora.

Únicamente tendrán que realizar aeróbicos de bajo impacto, y bajar el ritmo de los entrenamientos, sobre todo en los primeros meses de gestación.

Sedentarias

No es bueno que al llegar el embarazo se fuerce el cuerpo a realizar algo que nunca antes habíamos hecho pero el deporte es muy saludable y con ayuda del fisioterapeuta, las mujeres gestantes podrán fortalecer y flexibilizar la musculatura con sencillos ejercicios que pueden hacerse en casa.

Igualmente, caminar es algo extremadamente sano que siempre podremos hacer sin que suponga un gran esfuerzo.

Los beneficios de hacer deporte

Aumenta la resistencia que decae mucho durante el periodo de gestación

Mejora la circulación haciendo que llegue más oxígeno a la cabeza del bebé.

Estabiliza los niveles de la tensión arterial

Previene la osteosporosis

Ejercita los músculos de parto

Aportan mayor flexibilidad

Aumenta el bienestar físico y psicológico

Recomendaciones si vas a seguir haciendo deporte

Realizar ejercicios que favorezcan la resistencia y la coordinación ya que disminuyen considerablemente durante el embarazo.

Centrarse en fortalecer los músculos de la espalda y los abdominales que es muy frecuente que estén más sensibles y que la embarazada tenga dolores lumbares.

Es mucho mejor realizar ejercicios con cierta constancia (unas 3 veces a la semana) y suavemente que hacerlo una vez cada cierto tiempo de manera intensa

Utilizar sujetadores especiales para una mejor protección de las mamas.

Controlar el ritmo cardiaco y no superar las 140 pulsaciones por minuto

Establecerse unas limitaciones en caso de no estar acostumbrada a practicar deporte.

Comprobar que los ejercicios que se llevan a cabo no tengan riesgo de caídas, fracturas o contusiones. Evitar los movimientos bruscos.

Se deben realizar ejercicios de calentamiento y de relajación antes y después de la actividad deportiva.

Si aparece algún síntoma de desfallecimiento, taquicardias, falta de aliento, vértigo, dolores en espalda, cuello o pubis, o cualquier otra anomalía es necesario interrumpir la actividad física inmediatamente.

¿Qué deportes se pueden practicar?

CAMINAR: Sobre todo si no practicaba deporte previo a la gestación.

CARRERA: Si la paciente corría pero con moderación e hidratándose adecuadamente.

NATACIÓN: Ejercicio excelente porque en él se utilizan grupos musculares muy distintos y el peso del cuerpo es sustentado por el agua. No se deben de realizar saltos de zambullida en los últimos meses de embarazo.

DANZA: Siempre con movimientos suaves. No se deben realizar saltos ni ningún otro ejercicio de forma brusca.

¿Cuáles NO se deben practicar?

Deportes con alto riesgo de traumatismo como automovilismo deportivo, combate, esquí alpino, esquí náutico, alpinismo, submarinismo, surfing.

El aeróbic practicado de manera intensiva puede ser peligroso por hiperlaxitud ligamentaria, hernia discal o elongación muscular. En estos son frecuentes los saltos y giros con alto impacto no muy recomendable en el embarazo.

Los deportes que tienen cambios bruscos de dirección como la equitación, la gimnasia deportiva o los de raqueta, pueden ser practicados con moderación si la mujer los realizaba antes del embarazo. Se debe, además, valorar en equitación el riesgo de caídas igual que en el esquí de fondo.

Fuente: terra.es

Esta entrada fue publicada en Embarazo y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *