Los típicos síntomas de parto

No siempre es posible determinar la fecha exacta en que la embarazada dará a luz. Cuando el parto está cerca, la mujer siente una serie de señales que le sirven de aviso, si sabe reconocerlas. Entre estas señales o síntomas de parto se cuentan el descenso del feto, el desprendimiento del tapón mucoso, la rotura de la bolsa de líquido amniótico y las contracciones.
Muchas mujeres se preguntan si sabrán o no reconocer cuándo ha llegado el momento del parto, pero existen unas señales típicas que anuncian la proximidad del nacimiento del bebé.
La mayoría de las mujeres da a luz entre las semanas 38 y 42 de la gestación, cuando se considera que el embarazo ha llegado a término. Pero es difícil saber el momento exacto del inicio del parto.
La fecha probable del parto (FPP) no es más que una idea aproximada cuyo cálculo se basa en una cuenta de cuarenta semanas desde el primer día de la última menstruación.
No es raro que el parto se inicie unos días o incluso unas semanas antes, o después, de la fecha prevista. No todas las mujeres pasan por todos los síntomas de parto necesariamente, aunque es frecuente que la madre sienta, si no todas, al menos varias señales. A continuación, te indicamos las señales más frecuentes e inequívocas de que el parto está cerca.
1. Descenso del fetoSintomas del parto
El descenso del feto se produce en las madres primerizas unas semanas antes del parto. En mujeres que ya han tenido hijos, puede producirse poco antes de que se inicie el parto.
Notarás una mayor ligereza, sobre todo a la hora de digerir la comida, y también al respirar. Es probable, además, que sientas ganas frecuentes de orinar. Ello se debe a que el feto, situado ahora en el punto más bajo de la pelvis, presiona sobre tu vejiga.
2. Desprendimiento del tapón mucoso
El tapón mucoso es una sustancia especialmente espesa y de coloración marrón, secretada por las glándulas existentes en el canal cervical, que bloquea la entrada al útero por el cuello de éste.
La pérdida del tapón no significa que el parto sea inminente, aunque sí indica que está próximo. Puede que la mujer lo expulse hasta una o dos semanas antes del inicio del parto, o puede que lo expulse el mismo día del nacimiento. Algunas mujeres ni siquiera notan que lo han expulsado.
Después del desprendimiento del tapón mucoso, se recomienda evitar los baños y las relaciones sexuales, ya que el feto está mucho más expuesto a las infecciones.
3. Rotura de la bolsa de líquido amniótico
La bolsa de líquido amniótico se rompe debido a la presión que ejerce la cabeza del feto sobre sus membranas o como consecuencia de las primeras contracciones. Esta situación se conoce como “romper aguas”.
Sabrás que has roto aguas cuando expulses por la vagina un líquido acuoso y claro, por lo general abundante e inodoro. Cuando esto ocurra, acude al hospital pues el parto estará a punto de comenzar.
4. Contracciones regulares
La aparición de contracciones cada vez más intensas y a intervalos regulares indica que ha comenzado la dilatación. Son una señal inequívoca de que se ha iniciado el proceso del parto, por lo que deberás acudir de inmediato al hospital.
En cualquier caso, el ginecólogo te informará sobre cuándo acudir a la maternidad, lo cual también dependerá de si tu embarazo o parto requiere alguna atención especial.
Fuente: Elbebe.com
Esta entrada fue publicada en Embarazo. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *