Tomar una o dos cervezas sin alcohol mejora la leche materna

Tomar una o dos cervezas sin alcohol mejora la leche materna según un estudio. ¡Es una noticia estupenda para aquellas a las que le guste la cerveza!
Según un estudio realizado por la Universidad de Valencia y el Hospital Universitario Doctor Peset de Valencia, presentado ayer en el Hospital de Mérida por el profesor Jesús Román, de la Universidad Complutense de Madrid, y la autora del estudio, Victoria Valls, investigadora de la Facultad de Medicina de la Universidad de Valencia, la ingesta de una o dos cervezas sin alcohol diarias como complemento a una dieta sana y saludable puede mejorar la capacidad antioxidante de la leche materna. Y no sólo eso, además ayuda a la recuperación del daño en la oxidación celular que un parto ocasiona en la madre.
Cerveza sin alcohol durante la lactancia
La investigación se ha realizado entre 80 madres lactantes. A la mitad de ellas se les había incluido en la dieta la toma de dos cervezas sin alcohol diarias, lo que ha dado como resultado la leche de estas mujeres fuera un 30 por ciento más rica en antioxidantes y que además tuvieran una mayor capacidad antioxidante en la sangre y orina. Además de que los bebés cuyas madres siguen una dieta complementada con cerveza sin alcohol manifiestan un menor nivel de oxidación celular en su orina. La doctora Valls afirma que la “tradición” siempre ha considerado a la cerveza como un complemento idóneo para la lactancia materna, además de muchos otros efectos beneficiosos y ya conocidos para la estructura ósea. Asimismo, uno de los componentes presentes en la cerveza, el xanthohumol, es un antioxidante natural que ayuda en la protección contra enfermedades cardiovasculares y en la reducción de los fenómenos oxidativos, responsables del envejecimiento del organismo.

Una fantástica noticia para las mujeres consumidoras de cerveza en un país como el nuestro, uno de los mayores consumidores de cerveza del mundo, y donde la sin cada día tiene más seguidores.
Fuente: babytendence.com

Esta entrada fue publicada en Embarazo, Recién nacido y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *