Un síntoma muy común durante el embarazo son las náuseas y los vómitos

Uno de los síntomas más comunes del embarazo durante el primer trimestre son las náuseas y suelen presentarse en el 85% de las mujeres embarazadas, aproximadamente. Por otro lado, alrededor del 2% de las madres presentan una enfermedad llamada hiperémesis gravídica, la cual es una afección mucho más severa que las náuseas matutinas y puede causar complicaciones severas para la madre y su bebé.

Náuseas y vomitos durante el embarazo¿Cuáles son los síntomas?

Los síntomas de la hiperémesis gravídica son:
• Deshidratación
• La paciente vomita excesivamente, hasta 4 o más veces al día
• Náuseas severas
• Disminución de la orina
• Aumento en los latidos del corazón
• Dolor de cabeza
• Pérdida de peso

¿Cuándo se diagnostica la enfermedad?

Las náuseas en el embarazo se consideran severas cuando ocurre lo siguiente:
• La paciente presenta signos de deshidratación
• La madre pierde más del 5% de su peso
• El cuerpo de la paciente produce cetonas, elemento que se presenta debido a la descomposición de la grasa y es perjudicial en grandes cantidades
• Cuando la paciente presenta un desequilibrio metabólico
• Hay deficiencias nutricionales
• La paciente es incapaz de participar en las actividades cotidianas debido al malestar

¿Cuánto tiempo puede durar la enfermedad?

La hiperémesis gravídica tiende a perdurar todo el primer trimestre de embarazo y puede extenderse más tiempo. De hecho, algunas pacientes que han padecido de ésta condición han experimentado los síntomas durante todo el embarazo.

¿Qué complicaciones pueden presentarse?

La hiperémesis gravídica es una enfermedad muy severa que puede provocar ciertas complicaciones, tales como:
• Úlceras en el estómago
• Ictericia
• Desnutrición
• Hemorragia en el esófago

¿Cuándo llamar al médico?

Si usted está presentando los síntomas de la enfermedad, lo más recomendable es que se dirija al médico de inmediato. La hiperémesis gravídica es una enfermedad severa y requiere de tratamiento y cuidado para evitar complicaciones potencialmente mortales.

Fuente: embarazada.com

Esta entrada fue publicada en Embarazo y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *