Vello durante en el embarazo

Es frecuente que durante el embarazo aumente la cantidad de vello corporal o que puedas notarlo en zonas que antes no lo apreciabas. Este cambio es normal durante la gestación y suele desaparecer después de dar a luz. Se debe a los cambios hormonales que suceden en las mujeres durante el embarazo.

Si te resulta incómodo y antiestético, no hay inconveniente en eliminar o disimular este vello por medios físicos, como el rasurado o la depilación con pinzas; o químicos, como las cremas depilatorias o decolorantes.

vello durante el embarazoEntre todos los cambios que está sufriendo tu cuerpo, el vello es algo que también se modifica durante estos meses. La hormona del embarazo (la progesterona) afecta directamente el crecimiento del vello corporal. Por ejemplo, las piernas suelen ser áreas en donde el crecimiento decae, pero el rostro y el abdomen se convierten en zonas que requieren una depilación más frecuente. Con respecto a la línea que sale en el abdomen, no te preocupes, la misma desaparecerá luego del nacimiento de tu bebé.

De todos los métodos posibles para eliminar el vello, debes elegir el más inocuo para tu circulación sanguínea y para tu piel. Veamos qué sucede con cada método de depilación.

Cera: por lo general, la cera caliente no es recomendada durante en el embarazo (sólo en las axilas). El motivo es que afecta directamente la circulación y puede promover la aparición de várices. La cera fría no está contraindicada pero al implicar un tirón fuerte también puede afectar a las venas. De todos modos es mucho más inocua que la cera caliente.

Máquinas de depilación eléctricas:  es el método para eliminar el vello que no tiene ninguna reserva. Puedes utilizarlo con total tranquilidad ya que no afecta a las paredes de las venas. El único problema que puedes llegar a tener es que es un poco doloroso, sobre todo hasta que te acostumbras a él.

Cremas depilatorias: si bien no se han realizado estudios sobre los efectos que pueden tener las cremas depilatorias para eliminar el vello durante el embarazo, al parecer son inofensivas, sobre todo si se utilizan en zonas pequeñas, como el área del labio superior, las ingles, etc.

Electrólisis y láser: muchas mujeres se preguntan si este tipo de métodos para eliminar el vello pueden producir algún tipo de daño en el feto. La verdad es que estas técnicas de depilación definitiva están contraindicadas para las embarazadas, cualquiera sea el grado de avance de tu embarazo. Respecto de la electrólisis, consiste en enviar una corriente eléctrica que quema el folículo piloso. Estando embarazada evita exponerte a estas pequeñas descargas eléctricas. Con respecto a la depilación con láser, es conveniente no utilizarla porque no es bueno someter a tu cuerpo a ningún tipo de rayos durante el período de gestación.

En conclusión, lo métodos más convenientes para eliminar el vello durante el embarazo, son la cera fría, las máquinas eléctricas y las cremas depilatorias. Durante estos nueve meses adapta tu manera de depilarte a lo que más te convenga a ti y a tu bebé. Luego del parto, ya tendrás tiempo de volver a tus antiguos métodos de depilación. O, por el contrario, durante tu embarazo quizás descubras que en realidad te viene mucho mejor otro método y lo adaptes definitivamente. Si ese método es más apto para ti durante tu embarazo, también lo será el resto de tu vida.

Fuentes: Guia del Niño y www.todosobredepilacion.com

Esta entrada fue publicada en Embarazo y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *