Consejos para prepararte para la llegada de un recién nacido

La llegada de un recién nacido lo cambia todo y las primeras semanas en casa constituyen un reto para los padres. Toda la familia atraviesa una serie de circunstancias nuevas para las que muchas veces no se sienten preparados. Es un período de adaptación a la nueva situación que supone la llegada del bebé. Te proponemos algunos consejos que facilitan esta adaptación.

Llegada de un recien nacidoLas primeras semanas tras el nacimiento del bebé requieren de una adaptación de toda la familia, especialmente de los padres y del propio bebé.

El nacimiento de un bebé, generalmente, es una experiencia de inmensa felicidad para toda la familia. Pero también conlleva una situación nueva, desconocida, a la que los padres han de adaptarse.

La llegada de un bebé supone muchos cambios en la vida de la pareja. Los padres han de asumir estos cambios rápidamente. Durante el embarazo, los futuros padres pueden irse preparando para asimilar los cambios que supondrá el nacimiento de su bebé. Las clases de preparación a la maternidad, la lectura de libros de puericultura, etc. pueden ayudar a los futuros padres a hacerse una idea de lo que supondrá la llegada de su bebé.

Aun así, el nacimiento del bebé y su llegada a casa siempre va a requerir una adaptación por parte de los padres. Rutinas, horarios, actividades…, todo el día a día de los padres se ve modificado tras el nacimiento del bebé.

Estos son los consejos más importantes para adaptarse a la llegada del bebé

1. Observar a tu bebé
Es importante observar mucho al bebé para conocerle. Cuando nace, el bebé es un pequeño desconocido. Nadie sabe cómo es su temperamento innato, cómo va a reaccionar ante diferentes situaciones o qué necesita. Si dedicamos tiempo a observar al bebé, pronto le conoceremos y podremos dar respuesta a sus necesidades con mayor seguridad y eficacia.

2. Respetar el ritmo y necesidades del bebé
El recién nacido tiene sus propias necesidades y ritmos de sueño, apetito… Es fundamental adaptarse al ritmo del bebé, sin pretender que sea él quien haga lo que a los adultos les gustaría. Hay que estar atento a sus necesidades para poder cubrirlas adecuadamente. El recién nacido depende completamente de sus padres.

3. Empatizar con el bebé
Para el recién nacido todo es nuevo, desconocido. Ha de empezar de cero a conocer personas, lugares… y depende de sus padres para casi todo. Ser capaces de ponernos en su lugar contribuye a responder más adecuadamente a lo que el bebé necesita y a proporcionarle bienestar.

4. Darse tiempo para acostumbrarse a nuevos horarios y rutinas
Los padres deben ser conscientes de que ellos mismos están atravesando un período de adaptación. Los horarios cambian, las rutinas de la pareja se trastocan… Los recientes padres deben entender que tanto ellos como su bebé se están adaptando, que es un período transitorio de mayor dificultad, que pasado un tiempo todo se tranquilizará y se habrán adaptado a la nueva situación.

5. Los primeros meses son los más caóticos, no hay que desesperarse
Realmente, la edad del bebé también está influyendo en gran medida en todo este proceso. Cuánto más pequeño es el bebé, más complicado es dar respuesta a sus necesidades. A medida que va creciendo, el bebé va adquiriendo cierta autonomía y su sueño y alimentación comienzan a regularse, lo cual facilita el día a día.

6. Conocer y saber identificar el síndrome del Baby Blues
Éste se describe como una tristeza postparto que afecta a casi un 80% de las mujeres. Está muy relacionado con la adaptación al bebé porque se produce al tiempo que los padres se están adaptando y puede interferir en este proceso.

7. Buscar apoyo de familiares o amigos
Las personas cercanas del entorno de los padres pueden tener un papel muy importante en este período de adaptación. Ayudar sin agobiar, estar para lo que los padres necesiten sin imponer puede ser de gran ayuda durante estas primeras semanas tras el nacimiento del bebé.

Fuente: elbebe.com

Esta entrada fue publicada en Recién nacido y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *